martes, 31 de enero de 2012

Amarillo y negro. Hoy: Buenos deseos

A su lado, se podía estar vivo como ella. A su lado, el desgaste de la vida no roía: pulía. A su lado, no había lugar para el miedo. (Juan Forn, María Domecq, 2007)

Es la mañana de la operación de tiroides de Cristina. Salí a trabajar como de costumbre. A las 9 puse el programa radial de Víctor Hugo a ver que novedades había. Suelo escucharlo temprano. El inicio es interesante, marca la agenda del día. Después, depende de la zona por la que me encuentre, lo escucho de a ratos. A veces porque en el centro la AM tiene mucha interferencia. En ocasiones porque no tengo ganas de andar peleando con el gorilaje y prefiero escuchar música. Ese día arrancó con Avanti morocha (link: http://bit.ly/aB0gRF ) el uruguayo. Volvió a sorprenderme su compromiso. Su falta de pruritos ante el qué dirán. El día posterior al anuncio de la operación comenzó con Resistiré (link: http://bit.ly/zSA8Hz )    . #gratasorpresa.

Estaba por la zona de Pompeya, capital del bache desde la gestión Macri. Parece que los votos del sur valen menos. Llegando al hospital Penna me hace seña un hombre. Un viejo diríamos usualmente. Viejo puede tener una connotación ambigua. Viejo puede ser cariñoso, por ej. :el viejo. O negativa: si le agregamos de mierda. Por ej. Viejo de mierda. Por ahora digámosle viejo a secas. Mantener algo de suspenso resulta importante aunque el título del post delate por donde viene la mano.

Al acercarse veo que viene con un diario bajo el brazo. Es Tiempo Argentino. Es un viejo cumpa! Vamos! Ven que no todos los pasajeros son gorilas! Viene fumando. Lo tira antes de subir al auto, estaba largo el cigarrillo, no debía hacer mucho que lo había prendido. No molesta le digo cuando sube. Ya lo tiré me contesta. Ya empezaron a operar a la presi? me pregunta de una, sin importar mi condición política, con onda de compañeros, los cumpas se huelen a la distancia y no necesariamente porque huelan mal como enseñó tanto tiempo el gorilismo. Si, a las 8 y cuarto, y veinte dijeron que iban a empezar. Que salga todo bien, sino no sé que hacemos pero bua…(el bua lo usaba de muletilla, varias veces lo dijo, no como muestra de desdén).

Va a salir todo bien, prosiguió. Seee pero qué racha eh! dije. Siiii. Es cierto. Pero esa familia tiene un problema con la suerte, con la salud. Primero Kirchner, el embarazo que perdió la mujer del hijo, el cuñado (por el marido de Alicia Kirchner), ahora ésto… (no pude evitar la relación con la fatalidad lo asocié más a la impronta generacional que a lo estrictamente familiar, el Qué puta suerte! De JP Feinmann tras la muerte de Néstor…Feinmann, la nueva bestia negra detestada por parte del kirchnerismmo, tengo algo en gateras al respecto, solo una cosa por el momento: no hay que ser tan contundentes en las definiciones muchachos…) ahh! Yo pensaba en los presidentes de América Latina…

Le di el pie para que se despache, sin quererlo. Será como dijo Chávez, no sé cuál es tu pensamiento, la dejó picando, me apuró con delicadeza. La verdad que cuando lo vi con el Tiempo Argentino bajo el brazo me puse contento, no sé si eso le contesta su pregunta…

Ni me contestó pero se debe haber sentido cómodo para seguir en la línea que había esbozado…nos estarán envenenando estos yanquis hijos de puta. Nunca los quise. Ni a los ingleses pero acá siempre los admiraron. Desde Rivadavia. No sé si cambió la mentalidad pero bua… Ojalá hayan aprendido…Menem, Cavallo, Erman, no sabía nada ese…a Cavallo lo conocí. Yo trabajaba con el Centro Armenio, Cavallo tenía un departamento diminuto frente al Botánico y después pegó un terrible piso en Libertador y Ocampo…

Llegamos al fin del viaje y el viejo me dice: nunca hay que bajar la guardia, pibe…no maestro…y se fue, con su Tiempo Argentino y sus buenos deseos para la presi, así se refería a Ella.

Algunos viajes después me hace seña una morocha. Alrededor de 40 debía tener. A Pellegrini y Sarmiento. Me subió en el barrio de San Cristóbal. Los primeros comentarios fueron intrascendentes. Cosas cotidianas. De sus pibes, lo que tenían que hacer y otras yerbas.

Un tipo me da un volante publicitario. Creo que era de una casa de audio. Estéreos y todo eso. Entonces manda la morocha: viste que hay menos repartiendo? Para qué! Me subí al carro como loco. Totalmente. Antes había a patadas. De celulares muchos. También de telos…siii dice y se ríe.

Nos comemos varios semáforos seguidos. Macri y la puta que te parió lanza sin contemplaciones. Para qué tocan todos los semáforos? No se puede creer

Tras el castigo a Mauricio me pregunta y? ya están operando a Cristinita? (el Cristinita fue por demás cariñoso, no el Cristinita despectivo del gorila) Qué se sabe? Ojalá salga todo ok. Qué no me le toquen nada cerca de la garganta sino quién nos va a decir Argentinos y Argentinas…todos y todas agregué. Tal cual…

Me cuenta que…me llevo el tereré para la tarde cuando dejo de atender al público, a esa hora ya vamos a saber cómo salió Cristinita…y se bajó.

Por suerte, ese día, el de la operación, el gorilaje se guardó. Mantuvo cierto respeto. Y los pasajeros cumpas buscaron con quién hablar, necesitaban hablar de Ella. Y yo también.

Conclusión: Las generalizaciones no suelen ser simpáticas pero no hay que temerles. Pero la tendencia es evidente. Los que se solidarizaron con la situación fueron de barrio. Pueblo. Pompeya y San Cristóbal. Seguramente un jubilado y una empleada estatal. Quienes se mostraron groseros, maliciosos en sus comentarios, uno iba a Arcos y Blanco Encalada (link:  http://bit.ly/wdlqgw ) y la otra a Austria y Peña (link: http://bit.ly/z0uA5z ).

Unos pueden HOY tomar taxi. Los otros probablemente SIEMPRE. Unos se sienten interpelados por un gobierno, por una idea, por las personas que lo encarnan y lo conducen. Los otros lo desprecian, total, ellos siempre están bien. Unos la quieren bien. A Ella. Otros no solo no la quieren. No solo no la quieren ver. No la quieren ver bien. Ni a Ella ni a nosotros.

Pero Ella sigue. Y nosotros también. Junto a Ella.

Nota: El presente post es claramente una celebración por el retorno de la Jefa. Eso es lo que no entienden. Lo que no quieren comprender. Lo niegan, lo resisten. Es el cariño. El amor si se quiere. Ello implica, generalmente, una fidelidad que excede lo coyuntural. Es pasional pero basado en lo concreto. No se quiere porque si. Aguante Morocha!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada