jueves, 20 de junio de 2013

Amarillo y negro. Hoy: La carpa


Me toma un pasajero con su hijo de 7 u 8 anos enfrente del edificio de Aysa que se encuentra en Cordoba y Riobamba. Venía yirando medio a la deriva y apelé al viejo truco de frenar y enganchar el semáforo rojo para ver si cruzaba alguien y me tomaba. Son pequenos yeites del oficio. No siempre es conveniente estar en movimiento. Como en el fútbol, de vez en cuando es necesario hacer la pausa, mirar para el costado y tomar la mejor opción. Ser vertical e ir siempre hacia el frente sin pensar no es la mejor elección. También es así en la política si lo pensamos bien. Hay que saber cuándo y en qué momento hay que arremeter para adelante, hay que saber los momentos justos para dar la batalla. Como la vida misma bah.

Iban hasta Chile y Entre Ríos. Viaje sencillo. Derechito por Riobamba hasta Chile y ahí una cuadra a la izquierda. Íbamos tranca hasta que llegamos a Mitre, el creador del diario militante La Nación, la tribuna de doctrina (si eso no es periodismo militante...y te lo venden como periodismo objetivo...como si tal cosa existiera). Se complicó de repente. Caos de tránsito en términos de TN. Corte de calle en Riobamba a la altura del edificio anexo del Congreso, a la altura del estacionamiento que se encuentra a mitad de cuadra sobre Riobamba. Para que se puedan ir dice el chabón. Ups. Se viene la andanada antipolítica intuí prejuicioso. Tuvimos que dar la vuelta por Mitre hasta Rodríguez Peña y bordear la Plaza de los Dos congresos. Alto quilombo vehicular pero no tanto como se preveía.

¿Cómo salió al final la votación? Era el día siguiente a la votación de la reforma judicial impulsada por el gobierno en el Congreso. Extraña versión del estalinismo la que desarrolla el kirchnerismo que somete a la decisión de los representantes del pueblo sus proyectos. Neo stalinismo podríamos definirlo. Se votó la reforma que mandó el gobierno le conteste. ¿Y ahora? preguntó el flaco. Ahora nada respondí sin ánimos de meterme de lleno en la cuestión. Pura cháchara eso de que se viene el fin del mundo que decía la oposición agregué. Ya no estaba la famosa carpa en la cual se quedo una piba toda la noche sin nadie que la reemplace. Alto poder de convocatoria de la compañera Carrió que pidió a la juventud que regale una noche a la República. ¿Ya no está? ¿Se pensaban q la iban a frenar con eso? se preguntó el pasajero. Asumí que a quien interpretaba que iban a frenar era a Cristina. Viste como es… la jugué de moderado. Están los que están a favor de todo y los que se ponen en contra de todo. Claro asintió. Ni muy muy ni tan tan mandé sorprendiéndome a mí mismo con esa frase que no dice nada. 

Ni muy muy ni tan tan fue mi reflexión tibiona y presuntamente equidistante. Te digo algo tiró como si fuera a contarme un secreto. Soy de Jujuy. Acá no sé tanto cómo fue pero desde la presidencia de Kirchner te diré que mejoro mucho la cosa allá. Hay laburo. Mi familia está en Tucumán y allá mejoro mucho también. Ya no es lo mismo que antes. Es otra cosa. No está todo perfecto pero ahora hay laburo y se mueve la cosa. A mi viejo jubilado no le pagaron nunca el juicio. Trabajaba en Altos Hornos Zapla. Se lo pagó Cristina afirmó confianzudo al referirse a la jefa, como una cercanía impensable años atrás al referirse a un gobernante. Más de 300 lucas le dieron. Y cobra más de 3000 por mes ahora de jubilación. Y dicen que no les pagan los juicios a los jubilados tiré ya no tan tan ni muy muy. Tal cual...viste como son? Nada les viene bien y eso no te lo cuentan. Totalmente. Chau amigo. Que tengas buena noche de laburo. Gracias viejo. Y ahí se fue con el gurrumín y con mi prejuicio de que le iba a dar palo al gobierno. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada