viernes, 11 de octubre de 2013

#fuerzacristina

¿Es posible estar constantemente con el culo en columpio? ¿Es necesario vivir siempre con esa sensación de abismo en la piel? ¿Será el estigma del tango que llevamos impreso en nuestro ADN nacional? ¿O simplemente será la historia misma del peronismo la que nos hace vivir siempre al borde, al límite? ¿Será, tal vez, simplemente que vivimos así porque somos argentinos (esta última pregunta es medio al pedo, ya dijo Perón que peronistas somos todos así que deberíamos concluir en que ser argentino y ser peronista son sinónimos. #polémico)? Un poco de todo estimo, una multicausalidad como suele decirse en el ambiente histórico para lavarse las manitos y no sentenciar respuestas contundentes ante determinados hechos. Al final el gremio historiador está plagados de tibios, definanséN cagones.

Vayamos al punto esencial de este post. El eje de esta breve reflexión es la operación que se le realizó a Cristina. No nos aflojes Jefa, a seguir para adelante, vos nos dijiste hace algún tiempo que si no aflojamos nosotros vos tampoco bueno dale che. No aflojamos, fuimos para atrás en las elecciones (me refiero a que perdimos, no a que fuimos a menos, que se entienda bien) pero no aflojamos, seguimos ahí al pie del cañón así que vos también. Ni abajo del agua nos dijiste que ibas a aflojar. Estamos seguros que así es pero no nos hagas pegar estos sustos, ¿es estrictamente necesario? Me pregunto preocupado: ¿Estaré chapa como diagnosticaste a distancia a Nelson, el roña, Castro que te hablo aunque no me estés leyendo? Es posible.

No aflojes pero cuidate que si vos te cuidás nos cuidás a nosotros. Veníamos muy (auto) críticos, flagelándonos casi por el traspié electoral y está bueno que sea así porque esa discusión interna nos alimenta, nos fortalece. Seguiremos así pero no te voy a negar que se me frunció un toque el ojete con todo este asunto del fucking hematoma. A propósito: muy ingenioso el cartel que se pudo leer en las afueras de la Fundación Favaloro que decía “Hematoma gorila vas a correr.” El humor popular no tiene límites ni registra dolencia que se le resista así que preparate hematoma que te vamos a correr por Belgrano hasta el bajo.

Otro asunto que me tiene medio loquito. Si bien somos peronistas y tenemos asumido ese asunto de que no es una opción perder y que hay que hacer lo necesario para ganar tengo una pregunta: ¿no es un toque arriesgada la estrategia de operarte el cráneo para subir unos puntitos en las elecciones? Ahora en serio, ¿Se puede ser tan miserable?, ¿puede existir gente que piense eso en serio? Si se puede, me doy cuenta que se puede, cada día que pasa me doy cuenta que la miserabilidad (¿existe la palabra miserabilidad? mi buscador de sinónimos de Word dice que no. Mensurabilidad me tira, tu criterio, querido Word, a la hora de tirar sinónimos está menos laburado que las opciones de predicción de los teléfonos celulares o que las mentadas Lapocalipsi que nos ofrece cada media hora Lila Carrió en TN) no encuentra límite alguno. En el próximo post lo voy a detallar más concretamente, a veces me siento tan gil esperando un poco de respeto, no mucho, un poquito nomás... Hace unos días me agarré en tuiter con un papafrita que hablaba del "cáncer" falso de 2011 (en alusión al tema de la operación de principios de 2012 de CFK) y decía que eran todas mentiras en función de una presunta estrategia de victimización electoral supongo. Si no me equivoco fue como candidato en una lista de Rodríguez Saá en las recientes PASO. Dudo mucho que haya clasificado para las elecciones posta. Propaganda chavista agitaba, régimen totalitario fascista. Mamadera. Lo mal que está cierta gente. Grita en una red social, con nombre y apellido, que es fascista el gobierno y no le pasa nada. Patético fascismo, fascismo berreta, esto con el Duce no hubiera pasado, fascismos eran los de antes (?). Por otro lado, la enfermedad del querido Chávez no fue mentira desgraciadamente. Sucede que para hacerlo creíble Chávez se murió de verdad pareciera, la verdad ante todo. Realmente los argumentos que se tiran para criticar no tienen ni pies ni cabeza.

No nos cambia nada electoralmente este tema de la operación, seremos peronistas pero no llegamos a tanto. No nos importa realmente si cambia o no la tendencia electoral, a ver si soy claro, nos chupa realmente un huevo. El asunto es que estés bien Cris. El resto se revierte. Pensándolo bien esta situación tan crítica que vivimos emocionalmente el fin de semana pasado y el lunes y martes nos une más, nos sirve para darnos que los miserables acechan y que están afuera. Vienen por todo realmente, piden a gritos la muerte como forma de resolver y superar este momento histórico. No los vamos a dejar. Así como Perón se decía a sí mismo el padre eterno que sintetiza y atenúa los conflictos internos vos tenés que ser nuestra madre eterna. Políticamente hablando estamos, lo doy por entendido, lo único que falta es que te pidamos que juegues también el rol de madre de tod@s. Tampoco la boludez.

Todo va a estar bien. A enfundarse en las calzas y a meterle pata para adelante.


Ya lo dice la canción de Ciro: Bailaré, bailarás, bailará otra vez que los astros te van a ver, que un buen trago no viene mal cuando pega la vida con tanta sed. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada