martes, 15 de mayo de 2012

8X6

Hagamos un ejercicio. Imaginemos que se llama Carolina. ¿Por qué Carolina? No me gusta mucho el nombre. Escribís vos o escribo yo. Carolina dije. Es un ejercicio, nada más que eso. Está bien, Carolina, como Salma Hayek en El mariachi. No. Como la canción de La Mancha de Rolando. Link: http://bit.ly/bhE1O7  Le estoy buscando el lado positivo. Prefiero como Salma. Ok, pero no va a ser Salma, no pienses en ella, pensá en Carolina. Dale. ¿Pero es parecida?. No, como mucho te doy una morocha, de pelo abundante, con rulos si querés, buen culo pero tetas no. Si no vas a pensar en Salma y no es la idea. ¡Qué pena! ¿Por qué sin tetas? ¡Si querés tetas pagáselas vos! ¿O pretendés que te las pague yo? ¿O el Estado? Eso no estaría mal: Tetas para todos. Es cierto pero esta Carolina no viene con las tetas de Salma. ¿Está claro? Si. Vamos a lo importante.Vamos. A vos ni nombre te voy a poner. Así de anónimo sos…

Pasó la noche y la Caro, perdió de a poco el brillo, Todo lo que había tomado la dejó sin apetito, Creyó que yo era un extraño y se enojó conmigo. Y se olvidó que juramos para siempre estar unidos.

Así estás hoy. Es la frase que retrata tu momento. Es el tema de este tiempo. Uno de los que más te conmueve. Por eso pequé de poco original en la elección del nombre. Entre otras cosas. Vos me contaste lo que te genera ese tema. No inventé nada. Es una de las canciones que te acompañan hoy, que te detonan, que te hacen desagotar la desesperación que te invade por momentos. ¿No decís nada? Hacete cargo. Es cierto. También hay otra canción que pinta este momento como decís vos. ¿Cuál? Me estás atrapando otra vez. Link:  http://bit.ly/KXu7O9  Ese pulso que jugué, porque quise lo perdí, nunca me podré alejar de ti. No sabés como me deja ése. Me liquida. Es de Los Rodríguez. Si pero hoy prefiero la versión de La Mancha. Las mezclo con Las primeras páginas que es del mismo disco y me enciende. Observación tomada. Joya. Una pregunta relacionada con la frase elegida de la canción: ¿estás seguro que se olvidó? No. Ok. Pasemos a otro tema. ¿Qué rock elegirías para iniciar la historia? No olvides que ésto es un ejercicio. Carolina es la canción de hoy. Vayamos al principio. Elegiría Ruleta.Link: http://bit.ly/zp0Duk
De la ruleta te quiero llevar, roja la sangre, verde el paño de la libertad
pero mi suerte es negra, mis dientes van a estallar...
¿Qué te parece? No me gusta. ¿Qué cosa no te gusta si la elegiste vos? Yo no elegiría esa frase. O si pero le agregaría la siguiente, la complementa: no creo en el azar, nada más todo esto tenía que pasar, gracias caja de empleados, propina especial.

Perfecto. Buena intervención. El azar no es lo tuyo. Entiendo la manera en la que combinás el rescatar a Carolina de la ruleta asumiendo que fue una propina que te dejó el cumpa antes de pagar la cuenta de salida. Una propina, algo extra, fuera de lo establecido, en un punto fuera de lo ordinario, mejor digamos, extraordinario. Buen punto. No me la esperaba, me sorprendiste. Me intriga algo. No asumís la propina especial como un regalo divino, ¿no? Te dás crédito, ¿no? En algo te habrás destacado para ligar la propina. Si, claro. Mejor así. Sigamos. Otro tema. Dale. Link:http://bit.ly/cbDcdi

Sos mi dios te veo me sonrojo y tiemblo qué idiota te hace el amor, un pacto para vivir…

Muy bien. Estamos en el punto en el cual se combinan el idilio amoroso y la búsqueda de un compromiso, de un consenso, de una forma de vivir, juntos, construyendo haciaadelante desde el primordial condimento para todo proyecto, el amor, ¿qué más? No te pongas colorado, tenemos que decir las cosas por su nombre. De otro modo no funciona. Te suena excesivo lo de sos mi dios, es fuerte, contundente, es una canción de amor, ¿qué querés que diga? No se puede ser moderado en el amor, ¿no lo entendiste aún? Ya sé que no lo fuiste. Vamos, una más, dale que sale. Yo te ayudo. Link:http://bit.ly/aS77fm

Eres, lo que más quiero en este mundo eso eres, cuando despierto lo primero eso eres, el tiempo que comparto eso eres, lo que la gente promete cuando se quiere, mi salvación, mi esperanza y mi fe. No te has imaginado, lo que por ti he esperado pues eres, lo que yo amo en este mundo eso eres

Es la concreción del pacto planteado anteriormente, la profundización del proyecto esbozado, la consolidación de la historia de amor inicial, de la inocencia inicial, de la rutina que se expresa en ese cuando despierto lo primero eso eres, no pongas esa cara, aunque no te des cuenta, aunque sea planteado como virtud, en algún momento esa realidad se hace patente, el asunto es cómo combatirla (a la rutina). No es fácil pero se puede hacer. Dejame un rato solo, necesito no verte para terminar la historia. Yo no quiero que termines la historia. Ya sé. Yo tampoco, es una forma de decir, no seas tan literal. Suerte que no sos vos lo primero que veo cada mañana porque te daría una paliza de vez en cuando. Qué me mirás así, no esperes cortesía de mí, no soy muy diplomático, tampoco tu psicólogo, apenas intento darle forma a esta historia de amor, nada más. Y para eso necesito estar solo, tomar aire, un poco, tomar distancia un momento para retomar con más ímpetu. Sé que te cuesta imaginarlo, a mí también, me cuesta mucho a veces pero sale. No es cuestión tampoco de imaginar y planear todo, ¿sabés? ¿No te pasó nunca que te pase algo que nunca imaginaste? Obvio que si, si vos me lo contaste. ¿O no se trata de algo no imaginado, no esperado, tu historia con Carolina? Entonces no me jodas más y no me retrases que no voy a llegar con el tiempo, siempre dejás todo para último momento, ¡qué caso! Ya sé que después la piloteás pero ¿es necesario? Organizate. No te preocupes que yo lo resuelvo, para eso recurriste a mí, ¿no? Andá tranquilo…

¡Al fin se fue! Quiere controlar todo. Decí que lo quiero que si no…A ver como sigo…Yo te lo voy a dar así, escrito así, en 2da persona, estoy hablando de vos, el anónimo, también estoy hablando de Carolina, está más que claro. Voy a empezar por vos, a ella no la conozco, sólo por vos la conozco y fuiste tan explícito que me parece que la conozco, creo que ni a ella le fuiste tan directo. Estoy seguro de ello, te cuesta horrores, una pena, lo vas a tener que laburar y mucho, lo bueno es que lo sabés y en eso andás.

Andás es una forma de decir, te veo sin consistencia, desbordado, permeable a todas las balas, en carne viva, prendido fuego. Está bien, ¿qué pretendías? ¿Estar entero? Una pavada, ¿o no tenés sangre en las venas? Claro que la tenés así que no me la careteés a mí, ¿‘tamos? ¿No es pasión eso, no es amor? Sentirte al borde del abismo, a cada instante, ¿no es amor acaso? No te lo ocultes más, es parte del asunto. Bien sabés que eso también es amor, saliste del espiral de la apatía y ya era hora, ¿cómo no lo viste? Obvio que a veces no se puede, es la vida, por supuesto.

No te voy a decir hacé lo que sentís. Sabés que la vida, el amor, son más complejos que eso. Mucho más y bien lo sabés. Por eso estás como estás. Al borde de todo, descontrolado, fuera de control mejor dicho, expuesto, antes te quejabas de que estabas demasiado para adentro, que te costaba exponerte, te fuiste al extremo, te exponés en exceso y eso te hace equivocarte, perder consistencia, el dominio de vos mismo, es lógico que no puedas controlar todo, que no pretendas hacerlo. Genial. Pero tenés que manejar ciertas cuestiones, no te podés bandear de ese modo, ¿me entendés o no me explico?

Te veo como estás, sé lo que imaginaste que es esta actualidad tuya. Una ruleta rusa. Por eso también elegiste Ruleta. No se me escapa. ¿Estará esta vez la bala en la recámara? Es posible, de todos modos siempre estuvo, el azar no es lo tuyo, lo tuyo es la construcción paciente, cotidiana, no el golpe de suerte, sólo que hasta ahora te diste en la rodilla, en un brazo, en una mano. Hoy asumís que lo tenés apoyado en la sien. O en el corazón. Amar es un pensamiento canta Charly.

Jugar a la ruleta rusa, ¿te gustará la figura, le gustará a Carolina? ¿Lo leerá también ella? ¿Te animarás a dárselo? No le sé. Tal vez no. No me importa, vos me dijiste que yo haga lo mío y lo estoy haciendo. Como puedo. Hoy el fierro está sobre la mesa. El fierro de Moreno. Justo. La simbología peronista, el mito, me ayudarán a que me acerqué a lo que sentís. Tal vez lo tomés como una provocación y no te guste. Es más que posible. Qué te calientes, está perfecto. El tema es que por algo acudiste a mí para que te escriba esto. Sabías que lo iba a hacer, no fuiste inocente al elegirme, lo necesitás, porque estás en carne viva y buscás que te moleste, que te indague, que te provoque, lo hice desde que arrancamos con esta historia. Y vos me lo permitiste, porque lo necesitabas.

Ahora te toca jugar a la ruleta rusa. ¿Será en la sien o en el corazón? Y tenés que jugar, tenés que saber que no podés jugar siempre de local, a veces toca de visitante, en condiciones adversas. Y lo vas a hacer. Sabés hacerlo, lo estás haciendo. La bala en la recámara. ¿En la sien o en el corazón? Me dijiste algo de la agonía. Algo de terminar con la agonía. Sólo agoniza lo que va a morir. Algo que se sabe que va a morir. Y no creés que vaya a morir. No. Sólo te estás replegando sobre vos mismo, buscando respuestas a tantas preguntas, desensillando hasta que aclare. Pero accionando. Vivo.

Ibas a escribir, al partir, Hasta la victoria siempre. No lo hiciste, te pareció desmedido, poco peronista, no fuera cosa de que te acusen de infiltrado. Además te sabía a derrota, a final. Agarraste la guitarra y te fuiste, sólo por ahora. Mientras te ibas canturreabas…El tesoro que no ves, la inocencia que no ves, los milagros que van a estar de tu lado, cuando comiences a leer, de los labios y a ignorar, los embustes y gustar, con tu lengua de las aguas que son dulces, aunque te sientas mal, Si no hay amor que no haya nada entonces, alma mía, ¡No vas a regatear!

PD: ¿cuánto da 8 X 6? ¿Y eso significa en la timba…? Espero que te guste. Es el final de esta historia. La que escribí yo, no la tuya y la de Carolina. Te lo aclaro para que no te enojes…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada