domingo, 19 de agosto de 2012

Frases chotas. Hoy: Con Evita no, gorilas


Los copados de Clarín se quisieron pasar de macanudos e intentaron no hacerse los distraídos con el 60 aniversario de la muerte de Evita. No podían quedar taaaan en evidencia e ignorar el acontecimiento. Optaron, por lo tanto, por realizar un suplemento especial sobre Evita.

Sin embargo se les ven los hilos y no me digan que veo lo que veo porque estoy enfermo de peronismo (que lo estoy) ni que soy un fanático (que lo soy, ya lo dijo Evita: sean fanáticos). Al margen de tales pequeños detalles no me digan que no es sospechoso, de mínima, siendo generoso, que el suplemento que le dedicó Clarín a Evita se llame “Las mil caras de Evita” y sea un recorrido sobre la vida de Evita a partir de las fotos que (presuntamente) reflejan su vida. A ver, vas a hablar de Evita y te dedicás en un suplemento completo a publicar fotos de ella. ¿No tenías texto para poner? ¿No es ningunear su tarea reducirla a una mujer a la que le encantaba sacarse fotos? ¿No es un intento (más) por vaciarla de contenido, por hacerla un poster? ¿Por dejarla expeusta como una cholula que se moría por sacarse fotos? Dejemos mis prejuicios de lado y vamos al documento, al suplemento en sí mismo para que hable, desde las palabras que acompañan las imágenes, y veamos que nos dicen de Evita…

La primera nota titulada “Una vida frente a la cámara” firmada por Abel Alexander, historiador de la fotografía tiene una bajada del título que dice la diva del cine (¿fue Evita una diva del cine?, me parece que ni ahí…), afirma que lo fue, lo da por cierto. Y ligado a la diva del cine se escribe entre comillas “Jefa espiritual de la Nación”. ¿Qué me querés decir con las comillitas? Te acepto que como medio independiente que sos (eeehhh…ponele) no tomés como dato concreto la denominación jefa espiritual de la nación dado que la misma es parte de la liturgia peronista que la ubicó en ese lugar. Ahora…¿es casual que ligues una afirmación “objetiva” como diva del cine con una expresión “subjetiva” como “jefa espiritual de la nación”? mmmhhh…me parece que no…

Página 2, 2da columna: en negrita se resalta quería ser como ellos. O más. (como sus artistas favoritos, también expresa su ambición. O más. Iba por todo Evita ya a los 11 años). ¿Alguna niña de 11 años (tal la edad que reseña la nota en un recorrido por su infancia) no quiere tal cosa? Cholita la llamaban agrega. Otra frase diviiina…las aspirantes debían buscar por sí mismas los contactos, contratos y promociones. Ya estamos en los 15 años. ¿Cómo hace una piba de 15 años que se viene de Junín a Buenos Aires para conseguirse los contactos? ¿Qué se insinúa? Lo dejo a tu criterio diría la compañera Jelinek…

Al final de la página 3 arranca el nunca bien ponderado autoritarismo peronista: …los numerosos retratos realizados durante una década de actividad artística dejaron de circular: eran imágenes o poses audaces no recomendables para su nuevo papel. (Evita no tiene un nuevo rol, representa un papel, actúa, no es ella, es una actuación, un papel) Otra: Son cambios icónicos que van alejando (…) su figura de artista y la introducen ahora en los registros públicos de la política, el sindicalismo (…). Dos cositas: Una, Perón no sabía con quién se había casado, no? era medio boludo, no?, digo porque se casa con una actriz, Evita, y después se anda preocupando como loco por ocultar las fotos audaces y atrevidas de su mujer…una pena que no se haya casado con Victoria Ocampo que seguro no debe tener ni una foto atrevida ni audaz que ocultar…La segunda cosita que quería decir: fíjense como se “construye” la figura de Evita para el autor de la nota. Quitan las poses audaces, también la figura de la artista e introducen (que palabrita eligió: introducen…mmmhhh…dejen pasar esa frase, estoy un poco sensible supongo) la política, el sindicalismo. No hubo acciones de Evita que la posicionen en ese lugar. No. Se construye la imagen. Cambios icónicos dice. ¿A qué les suena? A mí me suena a lo que hoy conocemos como El relato. No hay realidad concreta, hay una construcción de la imagen ayer, con Evita, una forma de crear el “relato” de la Evita política, sindicalista, no más artista…

Más autoritarismo peronista…pero como son estos peronistas de autoritarios che…:existió un (si, un en negrita, un es igual a Estado, omnipresesnte, el Gran Hermano peronista que controla todo…teman...un…qué susto…) control y una manipulación total (total…faaa…de tan total que era seguro que La Nación y La Razón deben haberse hecho re peronistas…bue, concedamos una, La Razón fue expropiada, ahora concedanmé la siguiente: se expropió tras ardua pelea en la Poder Legislativo, no fue por un dedazo, lo hicieron los representantes del pueblo…tamos a mano) de la fotografía oficial. Solo se tomaban, distribuían y publicaban aquellas imágenes que favorecían políticamente al gobierno (no, si te vuá dá aquellas en la que estoy aporreando a un niño o pateando a un perro o quedándome con una cometa…son cómicos, no me digan que no…) (…)debían transmitir (las fotos), a través de la multiplicación inmensa de los medios (¿no era que los medios no son importantes?...aaahhh, sólo si los tenemos nosotros, ok), aquella imagen de la nueva nación “Justa, Libre y Soberana”(otra vez el relato. Es una imagen. De realidad ni medio. Otra vez las comillas para hacer la frase bien subjetiva. Una subjetividad peronista que, como bien sabemos, no es más que una mentira, un relato). La imagen de Evita era clave en la transmisión del mensaje. (…) se llegó al extremo de trucar fotografías, como la conocida imagen de Evita retirándose (…)a altas horas de la noche luego de una agotadora jornada y teniendo como fondo el gran reloj testimonial de la torre del Concejo Deliberante. (Al final era una vaga Evita, casi como Mauri...¿Me parece a mí o es un toque gorila el bueno de Abel?) Otra cosa: ya dijimos que Perón era medio boludo porque se casó con una actriz y después se avivó que iba a tener que secuestrar las fotos osadas que ella se había tomado cuando laburaba de eso (horrroorrr! Actrez che…que vergüenza…una bataclana…), ahora también nos damos cuenta que también Evita era boluda, con razón se casó con Perón que también lo era. Así que Evita era usada por un cerebro perverso que aprovechaba y construía su imagen para transmitir el mensaje. Era clave. El relato otra vez. ¿Era boluda o formaba parte del perverso engranaje gubernamental que le transmitía el mensaje-relato a los boludos que los seguían y los vivaban de tan boludos que eran? ¿No había nada de real para que todos esos boludos fueran y reventaran las plazas vivando a esos dos boludos del balcón? Seguro que no…iban porque se sentían identificados, eran todos boludos, líderes y pueblo.

Cierra el artículo de manera gloriosa, haciendo honor a la nota toda, no a Evita claro: habla de “la abanderada de los humildes” (entre comillas también, hay que reconocer coherencia), Evita construyo su imagen, la modeló, la hizo mutar y siempre mantuvo un estricto control sobre los mensajes que emitía (again el control propio de los autoritarios y el relato-mensaje)(…)la mujer que vivió bajo la lente de una cámara. (¿Eso tenés para decir de Evita? ¿Qué vivió bajo la lente de una cámara? Faaaa…aguda reflexión Abelito…)

Hay más sobre el relato-mensaje. En la página 13, firmada la nota por Gerardo Young: hablando de la carrera de Evita y de la influencia de Perón en la misma: carrera que más tarde él mismo se iba a encargar de clausurar. Mirá vos, ¿así que Perón le clausuró la carrera? Otra vez la boluda de Evita. No tenía voluntad ella. Perón se la clausuró y ella seguro que aceptó sumisa como era…Eva es un producto mío habría dicho Perón según nos cuenta Young. Entre que le clausuró la carrera sin que ella quisiera y esa frase del producto, Evita todavía lo debe estar corriendo a patadas en el culo al General si la cosa hubiera sido como nos la cuenta Young. De verdad asumen que vamos a tomar que ella era una boboncha que aceptaba que Perón le dijera lo que tenía que hacer y que era una boluda a cuerda que él había creado. Se confirma lo dicho en el análisis del texto anterior: Perón era un boludo que se casó con la boluda de Evita. Gracias Clarín por aclarar nuestros pensamientos.

En la página 16 en una nota sin firma se ningunea a los campeonatos Evita con el sofisticado sistema de utilizar comillas: “olimpíadas peronistas” los llaman. Me quedé mal, está noche no duermo, voy a soñar en comillas, con “la abanderada de los humildes”, “la jefa espiritual de la nación” compitiendo en sus propios torneos, “las olimpíadas peronistas”.

En la página 16 se habla de la Fundación Eva Perón, la cual es creada por decreto por Perón el 8 de julio de 1948 según aclara la propia nota que no olvida que el gobierno decidió intrevenir la Sociedad para que Evita pudiera estar donde se quería. (Otra vez ponen a la boluda en el lugar que se les canta, ni corta ni pincha la boba), se afirma que debía asociarse el nombre y el rostro de Evita con el asistencialismo. Y se hizo de todo (casi que se indigna): hogares de tránsito, hogares para madres solteras, hogares de ancianos, pensiones a la vejez, barrios, la República de los niños, (…) el barrio Ciudad Evita (…) campañas de vacunación, colonias de vacaciones (…) campeonatos infantiles Evita, porque todo debía llevar su nombre. Por un lado no termino de enganchar el manejo que hacen del uso de la negrita. Entiendo lo de todo debía llevar su nombre pues se busca señalar lo malos que son los peronistas. Perfecto. Pero ¿por qué se utiliza en algunas obras hechas y en otras no? ¿Debemos entender que está mal el hogar de ancianos y no la Ciudad Evita? Disculpen mi ignorancia, no les puedo aclarar el punto. No olviden que soy peronista, encima también en su versión kirchnerista. Otra pregunta: ¿me aclaran cuál es la parte mala de realizar tales obras? Pero lo mejor está por venir, lean lo siguiente: los fondos para esas obras y acciones salían mayoritariamente del presupuesto estatal. Acá sí se explica la negrita. ¿A quién se le ocurre? ¿Cómo van a salir del presupuesto estatal? Es más que obvio que las multinacionales de la época, los Bunge y Born, los millonarios de aquel entonces ¡mueren de ganas de hacer hogares para ancianos! ¡Si es un negoción! Algo más, ¿de dónde querés que salgan los fondos si vos mismo me dijiste que es un organismo creado por el Estado? Me están jodiendo, no? lo escribió alguien del gobierno para desprestigiar a Clarín…

En la página 17 se habla de la gira de Evita por España. ¡Cómo perdérsela! Hablan del dictador Franco (en la página siguiente no llaman a Lonardi el dictador, sólo expresan régimen militar) y dicen lo siguiente: ella sabía moverse como una reina (…) vivía la coronación de sus sueños de adolescente, cuando jugaba a ser una estrella de cine. Un reencuentro con su carrera truncada. Al final tanto quilombo y lo único que quería Evita era ¿ser estrella de cine? Haberlo sabido antes che…

Se acerca el final. No es la intención aburrirlos pero me atrapó el suple del diario de la corpo. No pude salir. Es como tocar donde dice pintura fresca. Se viene la nota grosa grosa. Está firmada por Matilde Sánchez. Se ocupa de escribir sobre la imagen de Evita en el Ministerio de Acción Social. Se titula (agarrensennnn) Realismo socialista y un falso retro. Faaaa. ¿Cómo no leerla? ¿Cómo no desmenuzarla en estas frases chotas special?

Arrancamos con el titulo. Somos la URSS!!! La Cuba de Castro con la imagen del Che!! Vade retro malditos comunistas montoneros! Dice: (…) por su omnipresencia (es Dios mismo la Eva de Cris) (…) la presidenta Cristina Fernández (de pie gorilas) es quien, como nadie antes, elevó a Evita a rango de prócer (…) a ver, ¿los liberales no nos clavaron sus próceres de a caballo por todas partes durante casi 200 años?, otra cosa: Evita no es prócer, no lo es porque su figura sigue viva, no es un mármol muerto, se la reivindica cada día. Desde la palabra y la gestión. Sigamos. Esta “confirmación” de evitismo (…)le da al culto clásico un giro de desparpajo triunfal y pretendida perpetuidad. (traducción: la yegua se quiere quedar para siempre y celebra que gana.). Esta Evita ya no es tanto la capitana montonera combatiendo al capital sino la líder de masas, patrona de la comunicación de Estado. (Otra vez la santa. Ellos la ponen en ese lugar. ¿Por qué? Porque si es santa es religión. Si es religión es dogma. Si es dogma es fanatismo. Si es fanatismo es irracional. Si es irracional es peronismo. Si es peronismo es basura. Los que piensan son ellos. No lo olvidemos. Nosotros estamos al límite del animal.) Sigue la Matilde: el público parece haber naturalizado estos detalles. (Suerte que está ella, Matilde, para iluminarnos, para permitirnos ver lo que nosotros pero no sólo nosotros, el público todo en realidad, la mentada gente a la que siempre aluden, también ellos son boludos por no ver los detalles que los iluminados como doña Matilde ven, ven lo que nosotros no vemos). Hay más. Redobla la apuesta la señora M. (…) se sube por Cerrito desde Libertador, la Evita líder se destaca a la derecha del Obelisco. Esta perspectiva no carece de ironía: parece replicar con gritos al principal símbolo fálico de los argentinos. A ver: ¿Matilde me está diciendo que cuando sube por la 9 de Julio lo que ve no es a Evita gritándole simbólicamente a la zona norte sino a Evita gritándole a una pija gigante? ¿En serio ve eso? mameeeta…y los enfermos somos nosotros…sigamos su línea de pensamiento, la Matilde way of thinking: una mujer gritándole a una pija. Redoblemos nosotros la apuesta desde la perspectiva óptica de Matilde. Hagamos el esfuerzo. Si uno mira bien la imagen de Evita es pequeña al lado de la brutalidad del Obelisco. Se la ve pequeña en perspectiva. Es decir que también podríamos estar viendo a una mujer pequeña aullándole a un pito enorme. Está con la boca abierta también. Raro que no haya visto allí a una mujer en posición de recibir ese pito. Si vio lo que vio pudo haber visto también lo que les estoy describiendo. Vamos por más siguiendo a Matilde. ¿Cómo se perdió la oportunidad de decir que en el fondo Cristina no es más que una misógina que pone a la mujer en una situación de humillación frente al falo erecto que es el Obelisco? Digo humillación porque Matilde si ve a una mujer y a un pito cerca de su cara debe ver eso. Mujer pequeña. Pito desmesurado. ¡Se te escapó la tortuga Matu! Otra cosita: ¿no estarás proyectando algo al ver a Evita en ese lugar de grito al Obelisco, símbolo fálico de los argentinos según tus propias palabras? Para pensar.

Prosigamos. Como la imagen en el peronismo persigue un fin doctrinario totalizador, no hay marca oficial en el territorio que no se experimente como autoritaria.(…)la iconografía del peronismo, cuyo anhelo de estar en todo obliga al esquematismo(…) (faaaa…autoritario, esquematismo, persigue, totalizador, basta peronismo, me agobiás, me quedo sin aire, aaahhhh…)

El resultado es inquietante, un cóctel de falsos retro. De noche evoca el fulgor de un parque de atracciones. En los próximos meses podría ampliarse su función de faro con reflectores de estilo antiaéreo, al estilo de los que alumbran el logo de la 20th Century Fox. A la pelotita…sí que te crispaste Matu…somos Hollywood! Te llevamos al primer mundo y también te quejásno debía desplegar la subjetividad de un artista sino estabilizar un capítulo histórico, ateniéndose al realismo socialista tardío de su matriz, el retrato del Che Guevara(¿En qué quedamos? ¿Somos Hollywood o la Cuba socialista? Estoy perdido ya, esto es muy profundo para un simple peronista como yo…) (…) ambos volvieron y son postales (¿sabés que no? ¿Qué más quisieras que ver a Evita y al Che hechos una postal pero lo que te jode realmente es que sabés que no lo son?)

Cierra citando a Marcela Gené, historiadora, si mirás una foto de la fachada sur, los ojos adquieren un sesgo raro o maléfico, según se bajen las perisanas. A la mierda, la reencarnación de Satanás. Parafraseando a Cooke podríamos señalar que el peronismo es el hecho diabólico del país burgués…final a toda orquesta: Las fachadas cristalizan la “edad clásica argentina” en el primer quinquenio peronista, siempre con su nota fúnebre y abortada. En el mismo tributo, el kirchnerismo se autocelebra en su trayectoria de pareja, luto y protagonismo invertidos, como Restauración de esa era de bienestar evitista. Perdón Matilde por morirnos, pese a lo diabólico del peronismo nuestros líderes también se mueren, se mueren casi como los humanos aunque te cueste creerlo…

Lindo laburito me tomé, no me digan que no. Algunas cuestiones que me surgieron tras leer el suple clarinete sobre Evita. El peronismo parte de la realidad concreta. Efectiva como dice la marchita, es la realidad efectiva que debemos a Perón. Ellos insisten con el relato y con la construcción mítica, particularmente en este suplemento con la imagen. No hay una Evita concreta. No solo no hay una, hay miles y todas tienen que ver con la imagen, la construcción y no con los hechos. ¿Creen en ese planteo o es sólo una forma de intentar hacernos creer que el peronismo no existió, que es un invento, una creación, un mito? Lo que buscan es desarmar la realidad efectiva con pretendida sofisticación analítica. Inmersos en esa búsqueda retorcida no hacen más que quedar desnudos. Resulta evidente, estalla a los ojos, quienes construyen un relato sin correlato con la realidad son ellos. Proyectan en nosotros lo que ellos hacen. El relato es el de ellos. La ficción la construyen ellos diciendo que el peronismo es una imagen sin realidad. Nosotros escribimos y hablamos de lo real, de lo hecho. El hecho y el discurso que se transmite y asienta en lo concreto, en lo tangible, es la Historia. La Historia no se hace con relato, se construye con hechos y discursos que se afirman en aquellos. Lo nuestro es la Historia, la ficción es de ellos. Por eso estas frases chotas que replican lo que hicieron y hacen con el peronismo. Ocultarlo, ocultar lo que hace, hacer como que no está, como que no existe. Pero existe. Carajo que existe…y sigue haciendo y escribiendo la Historia…  




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada