miércoles, 29 de agosto de 2012

Amarillo y negro. Hoy: La conguera


Me hace seña para que le pare un señor, mayor, en Rodríguez Peña y Paraguay. Vamos a buscar a otro señor en Quintana y Callao, m’hijo. ¿Puede esperar? ¿Hay algún problema?. No, para nada. Vamos a Vicente López después m’hijo. Menos problema aún. Me llamo la atención el m’hijo. Me denota a campestre. Al establecimiento de una relación de subordinación como la que se impone entre el patroncito y el peón. Se supone que se ponen el dueño de la tierra en pie de igualdad con quien la trabaja. Me suena a eso. Igual todo bien. A lo mejor era mambo mío, el viejo era de lo más amable, de hecho se puso nervioso porque cuando llegamos a buscar al otro hombre, éste no estaba y lo tuvimos que esperar como 10 minutos. No hay drama le decía yo para tranquilizarlo.

Aparece el otro viejo en el horizonte. Cruza Callao frotándose las manos por el frío. Saco azul, botones dorados, pañuelo al cuello, carmelita castaña en los pelos que aún resistían el paso del tiempo. Una pinta clásica de garca de otra época, 40 años atrás debe haberla jugado de dandy. Entre los 2 andarían por los 160 años fácil, sin temor a exagerar. Sube adelante el señor me dice el pasajero de atrás. Sube. Vine a los pedos dice el garca de adelante (a partir de este momento serán denominados el garca, el de saco azul y m’hijo, el que viaja atrás. He dicho.) Vine a los pedos dijo el garca, decía. ¿Hace mucho que estaban? pregunta. Te dije que salieras 12 menos cuarto de tu casa. Upa! Quedó clarísimo quién manda en la relación entre ambos, el m’hijo daba más boludón, funcionaba a reacción, siempre a partir de lo que el garca proponía.

A Vicente López dice el garca. Comienzan a hablar de la edad y del frío.  Viejos son los trapos decían en mi familia afirma el m’hijo como quien ofrece una gran revelación. Mi madre, dice el garca (madre, el ricachón dice madre, no mamá, no vieja, madre, da linaje decir madre), a los 90 años montaba a caballo. Tenés buenos genes lo elogia m’hijo. Claro que sí es la respuesta del garca. Genes…mmmmhhhh…me suena un toque racial el asunto, nazi casi te diría al borde de la exageración, de la condena apocalíptica de la opo enardecida. Siempre me sonaron a eso las analogías naturalistas, genetistas.

Empiezan a hablar de política, en realidad a putear contra el gobierno porque llamar política a lo que hacían es un insulto a la política. Bastardearla. Y no estoy dispuesto a ello.

Pasamos por la flor de metal que hay en Figueroa Alcorta, pasando la Facultad de derecho. ¡Qué país de mierda! No anda la flor, ¡como todo en este país! dice el garca. Empiezan a despotricar por el asunto de Reposo a la Procuración General de la Nación. Como se darán cuenta la presente narración de Amarillo y negro se produjo hace unos meses. Dice una cosa, otra, no está calificado (Reposo) afirma el garca. Habla el m’hijo: Riyi (Righi maestro, Righi), si bien no coincidimos ideológicamente en nada con él era un tipo preparado…me encanta, pintó la ideología, al menos se hacen cargo, pregunta: ¿desde cuándo está todo el mundo tan preocupado por quién es el capo de los fiscales??

Pero vos fijate arremete el garca, el papelón de Angola (se viene el lanatismo básico), no vendieron un carajo y la Señora Presidente (Presidenta, papi, Presidenta, de pie gorilón al nombrarla) ¡bailando con esos negros!, bailando la conga con todos esos negros, es la Presidente de un país, no la conguera de un país…una vergüenza…Aparte de chorros, sinvergüenzas, son unos hijos de puta

Este país se empezó a ir a la mierda en el ’30 (me cagó, esperaba que dijera cuando llegó Perón, igual tiene su lógica que asocie el fin de la panacea argentina con el año 30, se agotó el modelo agroexportador, la época dorada del granero del mundo en el que la gente bian se iba a patinar la guita a las Europas y el resto del país se cagaba de hambre). Sí, claro asintió m’hijo. Siguió con su análisis histórico-político el garca: vos fijate que los países socialistas o izquierdistas, como quieras llamarlos, son todos un desastre. Aplican el populismo, cuando tienen plata todo está bien y luego dejan un descalabro. Mirá España, los izquierdistas hicieron cualquier cosa y ahora lo tiene que arreglar Rajoy (pobreshito Rajoy, otra cosa, si Zapatero es la izquierda yo soy Brad Pitt…y no lo soy).

Se va acabando el tortuoso viaje. Vamos llegando a Vicente López. Cierran el sesudo análisis, el garca: a lo mejor si hubiera ganado Lúder en el ’83 nos hubiera ido mejor. Asiente m’hijo y, la prueba de ello está en como se fue Alfonsín! A lo mejor hubiera sido así…

Llegamos. Subimos por una rampa hacia un edificio vidriado sobre Libertador a pocas cuadras de la General Paz, en provincia. Nos abre la barrera de entrada un jovencito vestido de militar, al lado un cartel decía Liceo Naval. Ahora entiendo todo, querías a Lúder porque supuestamente había arreglado la amnistía con los militares, también entiendo el odio a la conguera, quien, para su disgusto (para el tuyo garca, para vos m’hijo) va a seguir bailando, los va a seguir bailando… #nuncamenos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada