domingo, 6 de noviembre de 2011

Ella es Perón

Cristina en el G-20. Muy fuerte apreciar la soltura con la que se desenvuelve en todos los ámbitos. También la firmeza con la que expresa sus posiciones, no es necesario agregar nada sobre su capacidad discursiva. Pero el punto de la presente reflexión apunta a otros aspectos, ligados a su inteligencia para habituarse a los diferentes públicos a los cuales se dirige y la cualidad exhibida para interpelarlos. La exposición realizada en la audiencia ante un grupo de empresarios en el marco del G-20 es un claro ejemplo de ello.

A raíz de las palabras de la jefa revisité el discurso de Perón en la Bolsa de Comercio en 1944. Escuchando a Cristina no pude evitar la asociación y el siguiente interrogante: Cristina es Perón?

Los planteos hechos por Cristina son la esencia del peronismo. Lo definen. Ya lo había dicho en los turbulentos días de la 125: el peronismo jamás planteó la lucha de clases…”

En tal sentido afirmaba Perón: Se ha dicho, señores, que soy un enemigo de los capitales y si ustedes observan lo que les acabo de decir no encontrarán ningún defensor, diríamos, más decidido que yo, porque sé que la defensa de los intereses de los hombres de negocios, de los industriales, de los comerciantes, es la defensa misma del Estado.”

Entre otras cosas dijo Cris en el G-20: Están cayendo los liderazgos. Y si esto sigue, (amenaza?, advertencia?) se van a empezar a cuestionar los fundamentos de la democracia, porque cuando la gente ve que la democracia no le da posibilidades de trabajo, de progreso, de tener una casa, salud, comienza a cuestionar los fundamentos del sistema político. (…)No estoy anunciando que cambie ningún sistema, (claro que no, no es pitonisa, no es Lila) por favor (…) es necesario hacer un cambio en serio.(cambien posta, es decir peronismo...)”

El General habla: “es menester discriminar claramente lo que es el capitalismo internacional de los grandes consorcios de explotación y lo que es el capital patrimonial de la industria y el comercio. Nosotros hemos defendido a estos últimos y atacado sin tregua ni cuartel a los primeros (…)” (capital financiero vs. capital productivo, especulación vs. trabajo)

Qué están diciendo? Repartan muchachos, negocien con nosotros, sino entregan algo ahora van a perder todo en algún momento, no sean giles…

Otra vez Cristina: Están todos mirándome como si fuera (nota: comunista?, muy grosa, qué expresión tendrían esas caras empresarias!)(...) muchas veces hay que afectar intereses. Esa es la gran definición. Es cierto que muchas veces para solucionar determinados problemas hay que afectar intereses que son muy poderosos, pero me atrevo a decir que es mejor enfrentar esos intereses minoritarios ahora, antes que enfrentar más adelante la furia de la sociedad. Se los digo con la experiencia de una Argentina que vivió un 2001 caótico, que prácticamente hizo colapsar nuestro sistema institucional y dividió a la sociedad”. (el 2001, el abismo dividió al país, no el kirchnerismo, cristalino hubiera dicho Néstor...)

Perón decía: “…que nadie se engañe: la economía capitalista no tiene nada que hacer en nuestro país. Sus reductos todavía en pie serán objeto de implacable destrucción (…) por una natural evolución de nuestro sistema económico, los trabajadores adquirirán progresivamente la propiedad directa de los bienes capitales de la producción, del comercio y de la industria (…) pero el proceso evolucionista será lento y paulatino” (y soy yo la garantía de ello, sino se vienen los rojos...)

Movimiento retardatario de la revolución, diría un trosco. La revolución inminente (inminente?) es frenada por un espacio político que defiende sus intereses de clase. Pero no, no lo comprenden. Inteligencia táctica, retrucaría  un peronista. Siempre en pos de un objetivo mayor: “…para que reine en el pueblo, el amor y la igualdad…”

Es el Manual de estilo peronista clásico: apretar un poco, agitar con el caos, pegar pero dejando un margen de maniobra, no dinamitar todos los canales, mostrar que la opción es el peronismo. Siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada